Nueva ventana/New window. Logo Inaem del MECD

Logo Compañía Nacional de Danza (INAEM)

Presentación de Proyecto

por José Carlos Martínez

José Carlos MartínezDirigir la Compañía Nacional de Danza es un reto y una oportunidad que asumo con ilusión y con muchas ganas. La profesión necesita una compañía abierta a todos, que acoja a los creadores y reúna a los profesionales alrededor de un proyecto artístico que aglutine al sector en torno a una formación donde tendrán cabida numerosos estilos de danza. Es necesario que en el futuro la CND esté mucho más presente en el panorama artístico de nuestro país tanto con las obras mayores de los grandes coreógrafos de nuestro tiempo, y el repertorio de los siglos pasados, como arriesgando con la creación más contemporánea. En esta nueva etapa la CND tiene que ser una compañía homogénea pero con un amplio repertorio, en el que tengan cabida distintas técnicas y propuestas artísticas. Una compañía donde se conjugará clasicismo y vanguardia.
Una oferta más amplia permitirá al público español apreciar una serie de coreografías que no tenían la ocasión de ver hasta ahora, con una compañía española y que contribuirán, no sólo a la fidelización de su audiencia, sino a la creación de nuevos públicos. El vocabulario clásico y el neoclásico entrarán en el repertorio de la compañía con el tiempo. Se podrán interpretar piezas ya existentes o nuevas creaciones de coreógrafos que trabajan un vocabulario académico, unido a los grandes neoclásicos del siglo XX.
Los nuevos bailarines de la CND tienen que ser capaces de continuar con la línea de trabajo que ha tenido la compañía hasta ahora, pero para el cumplimiento de objetivos de futuro será imprescindible contar con profesionales capaces de defender todo tipo de estilos. Bailarines con una fuerte base académica dispuestos a abrirse a técnicas y proposiciones innovadoras, ya que se trata de un proyecto íntegro basado en la diversidad. En pleno siglo XXI es necesario olvidarse del eterno enfrentamiento dialéctico entre clásicos y contemporáneos… el muro que separa ambas disciplinas debe desaparecer, pues a estas alturas de la historia no nos podemos permitir que exista tal conflicto. Se trata de hacer danza de calidad utilizando todas las posibilidades del cuerpo. Las zapatillas de punta no son una barrera, ni un elemento arcaico… Es muy importante que la danza clásica y neoclásica formen parte de nuestro patrimonio, al igual que la Escuela Bolera. Un bailarín de hoy, con el entrenamiento apropiado, puede alternar “la punta con el pie plano”, como se hace en la mayor parte de las grandes compañías del mundo. De esta manera, también podremos conseguir que la compañía ofrezca al público español la posibilidad de ver a los artistas que están fuera, y que, en muchos casos, apenas han bailado en España.
La CND 2 volverá a ser una compañía joven con integrantes de 17 y 18 años, que estén terminando su formación académica, con el fin de que no abandonen el lenguaje clásico, de cara a que, cuando pasen a la CND, tengan una versatilidad que les permita abordar piezas de un amplio espectro estilístico. Por su parte, la Compañía Nacional de Danza tiene que tener en su repertorio los trabajos de los coreógrafos más prestigiosos del mundo. William Forsythe, Mats Ek, Jirí Kylián así como Wayne McGregor, Paul Ligtfoot y Sol León, Jorma Elo, Anjelin Preljocaj, Stephan Thoss o Johan Inger. También contaremos con coreógrafos españoles que triunfan a nivel internacional, y que encontrarán en la CND una plataforma para difundir sus piezas en España, y no sólo en el extranjero. Por supuesto, la compañía servirá de trampolín para dar a conocer artistas prometedores de nuestro país, estén trabajando dentro o fuera de nuestras fronteras, asumiendo el riesgo que supone apostar por la nueva creación, dando la oportunidad a los jóvenes de mostrar su trabajo aquí y fuera de España. Una parte que no podemos olvidar es la vocación didáctica y pedagógica de la CND. Están entre nuestros objetivos la preservación, difusión y transmisión del patrimonio de la danza.
Promover y sensibilizar a la comunidad educativa a través de la danza es algo que la compañía no puede dejar de hacer. Dar a conocer este arte, y que el público joven lo entienda y lo integre en su ocio y su cultura es una meta fundamental de la compañía. Para llevar a cabo todos nuestros proyectos contaremos con la colaboración del Teatro de la Zarzuela, donde podremos mostrar, a través de temporadas estables, los distintos programas con los que el público irá descubriendo la nueva línea artística de la compañía. Con el apoyo de la profesión y el público, trabajaremos con miras a que en el futuro ésta sea una verdadera Compañía Nacional que vaya creciendo y afianzándose, no sólo de cara a este periodo, sino poniendo las miras en que siga siendo un referente dentro de 10 o 15 años.

Plan CND

 

  • 1