Logotipo del Inaem. Instituto de Artes Escénicas y de la Música del Ministerio de Educación Cultura y Deporte

Logo CND

UNA NOCHE CON FORSYTHE

Descanso 
 
SANTANDER
Dossier Carmen en el Palacio de Festivales de Cantabria
Compra tus entradas para ver Carmen en el Palacio de Festivales de Cantabria
TEATRO REAL DE MADRID
Dossier Una Noche con Forsythe en el Teatro Real de Madrid
Compra tus entradas
MURCIA
Dossier A Night with Forsythe at the Teatro Real de Madrid
Compra tus entradas para ver Una Noche con Forsythe

El universo William Forsythe es lo más parecido a un espacio teatral del que muestra sus entresijos (un telón que baja en medio de la pieza rompiendo el ritmo de la representación de “Artifact Suite”, o utilizando paneles u objetos móviles que separan el espacio escénico en “Enemy in the Figure”). También las luces juegan un rol importante en los trabajos de Forsythe, delimitando diferentes espacios en el escenario, muy crudas para dar relieve a las siluetas de los bailarines u oscuras para hacerlos desaparecer en la penumbra. Este viaje a través de su evolución comienza con “The Vertiginous Thrill of Exactitude”. Este ballet, coreografiado en 1966 para el Ballet de Frankfurt, es la segunda parte de “Two Ballets in the Manner of the late XX th Century” donde el coreógrafo rinde homenaje a Marius Petipa y a George Balanchine. En él Forsythe se divierte jugando con los códigos del ballet académico y con algo de ironía, coreografía un ‘divertissement’ donde rompe y deforma ‘arabesques’ y ‘attitudes’, multiplica los giros y saltos a un ritmo vertiginoso, exagerando el “off balance” hasta la acrobacia. Su danza tiene una dinámica atlética que representa la fuerza vital. Es todo un reto para los bailarines interpretar esta pieza que supone toda una demostración de lo que el vocabulario clásico ofrece de pureza y brillantez. En “Artifact Suite”, (extracto de “Artifact”, creado para el Ballet de Frankfurt en 1984) el coreógrafo sigue explorando el funcionamiento de los “códigos” de la danza académica, y a la vez muestra los secretos de tres siglos de historia.

Para su “Suite” hace desaparecer la narración de la pieza original, dando la prioridad al trabajo puramente coreográfico. Los bailarines ejecutan una serie de figuras y variaciones que descomponen la escena, revisando los pasos básicos del vocabulario académico hasta que los transforman en figuras mucho más complejas. El espacio escénico cambia constantemente y juega con la simultaneidad de acciones, con la simetría/asimetría, el orden/desorden o con combinación de luces y sombras.

Con “Enemy the Figure” llegamos a una fase donde la exprolación del movimiento más complejo es el eje principal de la pieza. Se abandonan las zapatillas de punta y el movimiento juega con el espacio y todos los objetos que lo rodean. La coreografía se elabora gracias a una investigación constante del movimiento, utilizando la improvisación y es imposible que los bailarines se “acomoden o instalen” en el proceso, ya que siempre se siguen explorando los extremos.

 

José Carlos Martínez