Stéphane Phavorin

Maestro invitado

stephane-phavorin

Stéphane Phavorin comenzó sus estudios de danza clásica al tiempo que de solfeo y piano, ingresando con catorce años en la escuela del Ballet de la Ópera de París. Trabajó con maestros como Daniel Franck, Gilbert Mayer y Serge Golovine, así como Jacqueline Fynnaert. Finalizadas ambas disciplinas (piano y danza), pasa a formar parte del Ballet de la Ópera de París con Rudolf Nureyev como director. Llegó a alcanzar la categoría de Primer bailarín.

En el Ballet de la Ópera de París ejecutará los grandes roles de repertorio del ballet clásico: Rothbart en El lago de los cisnes; el Príncipe de El cascanueces; Espada en Don Quijote, Bernard y Beranger en Raymonda (todos ellos en las coreografías de Nureyev), así como James en La Sylphide de Pierre Lacotte. Interpreta diversos roles en coreografías de estilo neoclásico de Jérôme Robbins, Paul Taylor, Mac Millan, Roland Petit o Serge Lifar. Trabajará también con coreógrafos de estilo contemporáneo como Twyla Tharp, William Forsythe, Pina Bausch, Mats Ek, Jirí Kylián, Wayne Macgregor, Angelin Preljocaj, Nacho Duato, Richard Tanner, Lar Lubovitch o Mark Morris.

Recibió la Medalla de Plata en el Concurso Internacional de Danza de París, así como del mismo galardón en el Concurso Internacional de San Petersburgo Maya Plisétskaya. Durante algunos años, formó parte del grupo de bailarines Legris Loudieres et leurs Etoiles dirigido por el bailarín Manuel Legris.

Finalizada su carrera como intérprete, se sumerge de lleno en el mundo de la pedagogía, trabajando tanto con profesionales como con amateurs y escuelas de danza, stages o clases magistrales. Desde 2013, además de desempeñar el puesto de Ballet Master en la Compañía Nacional de Danza y del Teatro del l’Opera di Roma, es invitado como guest teacher en compañías como el propio Ballet de l’Opéra de París, The Royal Ballet del Royal Opera House Covent Garden, el HET National Ballet de Amsterdam, el Ballet de la Óper de Viena, el Ballet de Stuttgart, Ballet del Teatro alla Scala de Milán o el Ballet del Teatro Colón de Buenos Aires, entre otros.

Sofía Coppola le confía la coreografía de su producción de La Traviata, en una producción del Teatro de la Ópera de Roma en 2015. Recientemente, William Forsythe le encarga la reposición de su obra The Vertiginous Thrill of Exactitude para solistas del Ballet de l’Opéra de París, así como para el Conservatorio Superior de Danza de París.