Danza para el Párkinson

Mucho por compartir, creación de vínculos comunitarios.

DANZA PARA EL PÁRKINSON EN ESPAÑA
11 de abril 2020 - Día mundial del Párkinson

Un año más, la Compañía Nacional de Danza, quiere unirse a la celebración del Día Mundial del Párkinson para recordar la capacidad que tiene la danza para contribuir a que enfermos neurológicos tengan una vida mejor. Las personas con Párkinson a través de la danza trabajan el equilibrio, el encadenamiento de movimientos, la trayectoria en el espacio...

Este año nuestro deseo hubiera sido sumarnos nuevamente a la iniciativa Danza para el Párkinson, nacido en 2012 en Brooklyn (Nueva York) y que en España, bajo la coordinación de César Casares, ha contado con nuestra colaboración en ediciones anteriores.

Siempre he tenido muy claro la labor social que podemos y debemos ejercer desde la CND. Es emocionante como muchas personas con Párkinson nos recuerdan cómo a través de estos talleres de danza son capaces de hacer cosas que creían no poder llegar a hacer.

Todo estaba planeado para que se hubieran abierto las puertas de la sede de la CND este 11 de abril. Llevábamos tiempo trabajando en ello, pero lamentablemente la crisis del COVID19 no lo ha permitido. Hubiera sido una bonita experiencia, en colaboración con nuestros compañeros del Ballet Nacional de España. Lo dejamos pendiente… seguro que muy pronto retomamos el sueño. Hasta entonces os enviamos un gran abrazo y el deseo de que la danza siga formando parte de vuestras vidas.

JOAQUÍN DE LUZ
Director de la Compañía Nacional de Danza

DANZA-PARKINSON-PORTADA

¿Qué es?

Danza para el Párkinson es un proyecto artístico con una doble vertiente:

1. Desarrollar en nuestro país un proyecto desde el tejido asociativo en el que artistas de la danza demuestran que gracias a su acción pueden contribuir a que comunidades como los enfermos neurológicos tengan una vida mejor. Un trabajo artístico con fines sociales, realizado por bailarinas y bailarines, en el que la danza es la principal herramienta.

2. Tiene un carácter social por estar dirigido a los enfermos de Párkinson, una comunidad vulnerable, para la que los beneficios de la danza han sido ampliamente demostrados, como veremos más adelante, basándose en un principio sencillo pero brillante:Para una persona con Párkinson es muy útil aprender a pensar como una bailarina: equilibrio, encadenamiento de movimientos, trayectoria en el espacio.

Este proyecto contribuye a fortalecer la imagen social de las y los profesionales de la danza, pone de relieve el carácter solidario tanto de los propios artistas como de la CND-INAEM como institución, pues demuestra que bailarinas y bailarines, además proporcionar entretenimiento y experiencias estéticas, puede ser un importante suministrador de bienestar social e individual. Una contribución solidaria para el alma de nuestra sociedad, para potenciar en la conciencia colectiva la ayuda a los más débiles, para la integración y normalización de la práctica artística entre comunidades vulnerables: innovación y desarrollo de potencialidades de bailarinas y bailarines, concienciados, resilientes, solidarios.