Logotipo del Inaem. Instituto de Artes Escénicas y de la Música del MECDE

Logo CND

ENEMY IN THE FIGURE

Enemy in the Figure. William ForsytheCoreografía: William Forsythe
Música: Thom Willems
Escenografía, Vestuario y Diseño de Luces: William Forsythe
Puesta en Escena: Ana Catalina Román y Thomas McManus
Estrenado por el Frankfurt Ballet en Frankfurt, el 13 de mayo de 1989

Estrenado por la Compañía Nacional de Danza en el Teatro Real de Madrid, el 18 de mayo de 2001

En Enemy In The Figure, once bailarines actúan como si estuvieran siendo observados a través de un microscopio. Nerviosos e independientes, se mueven dentro y fuera de las sombras que arroja un enorme foco de luz, sus cuerpos contrastan con un ambiente saturado de tecnología.

Utilizando una pantalla ondeante ubicada en la diagonal del escenario, una cuerda que es impulsada por el suelo como si indicara niveles de energía o mensajes secretos, varios proyectores sobre ruedas manipulados por los bailarines, y un tic-tac, partitura siniestra de Thom Willems, Enemy In The Figure, es un poema oscuro e intrigante acerca de la visión y de la percepción, de la forma y del caos. La luz, tan esencial en la coreografía como los pasos, se filtra a través del escenario en rayos ondulados y fugaces, ampliando y contrayendo el espacio, bañando a los bailarines en un resplandor e introduciéndoles en una penumbra con sombras, cada vez más oscuras, que intensifican la belleza efímera del movimiento.

Colocándose los trajes, cuyos bordes en capas caen sobre sus leotardos blancos o negros, los bailarines salen repentinamente y desaparecen en la oscuridad como erupciones del inconsciente; sus cuerpos aparecen como instrumentos polífonos que pueden crear movimiento desde cualquier punto. Piernas y brazos desarrollan formas angulosas e inconexas, inscribiendo geometría compulsiva como si se revolucionaran contra sus propias sombras cinéticas, generando cadenas infinitas de movimiento en un escenario repentinamente vacío. En un universo que alterna la calma y la exaltación, Enemy In The Figure presenta un poema de misterio y urgencia, aislamiento y conexión, lo mecánico y lo humano: la danza como un medio de posibilidades infinitas.