Misión

La misión de la CND

Fomentar y difundir el arte de la danza y su repertorio en sentido amplio, a través de una compañía estable, abierta a todos los estilos, lenguajes coreográficos y a las artes del movimiento en general, tanto de creación española como internacional, facilitando el acercamiento de nuevos públicos e impulsando su proyección nacional e internacional en un marco de plena autonomía artística y de creación”.

Todo ello “bajo los principios de la calidad del servicio a la ciudadanía, la excelencia en el desempeño profesional, la participación de los grupos de interés, la vocación didáctica, el uso eficiente de los recursos y la preservación, difusión y transmisión del patrimonio intangible de la danza.

Las 10 claves de su visión

Joaquín De Luz

01. Una Compañía Nacional de Danza (CND) con identidad propia, con su espacio en la escena social, reconocida internacionalmente, y caracterizada por la excelencia y por la captación, retención y proyección del talento.

Labor de continuación del trabajo desarrollado en las etapas anteriores y consolidación de la CND con una identidad propia que aspire a la excelencia artística y aúne la homogeneidad técnica con la versatilidad interpretativa.

02. Una Compañía Nacional de Danza con repertorios variados y representativos, reconocibles dentro y fuera de España, que abarquen tanto la danza clásica, neoclásica y contemporánea, como los nuevos lenguajes más vanguardistas de las artes del movimiento. Los repertorios estarán integrados por piezas emblemáticas de la historia de la danza y por los encargos de creaciones exclusivas para la CND, tanto a coreógrafos nacionales como extranjeros con un lenguaje propio y distintivo.

03. Énfasis en la visibilización de la labor de las coreógrafas a través de la inclusión de sus trabajos en el repertorio de la Compañía, el fomento de encargos a reconocidas coreógrafas españolas y extranjeras y la creación de un programa de mujeres coreógrafas en el repertorio de la CND disponible para giras.

04. Formación continuada para la mejora de las capacidades de un bailarín en constante aprendizaje, con las visitas de maestros nacionales e internacionales de diferentes disciplinas y estilos, en un entorno laboral amable, exigente y empático, favoreciendo la compatibilidad de su carrera con la FORMACIÓN y el RECICLAJE PROFESIONAL.

05. LA CND Y LA EDUCACIÓN. La CND, aliada de los conservatorios y las escuelas profesionales de danza y comprometida con el mantenimiento y desarrollo del programa educativo y las actividades paralelas.

06. APUESTA POR LA INNOVACIÓN Y EL RIESGO ARTÍSTICO A TRAVÉS DE LA TRANSVERSALIDAD Y LA ATRACCIÓN DE ARTISTAS DE OTRAS DISCIPLINAS como compositores, diseñadores, artistas visuales o creadores que trabajen con las nuevas tecnologías.

07. AUMENTO DEL NÚMERO DE FUNCIONES DE LA CND CON ORQUESTA EN VIVO como parte de las temporadas de los teatros y auditorios que cuenten dentro de su organización con una orquesta titular.

08. IMPULSO DE UN PROGRAMA DE GIRAS NACIONALES E INTERNACIONALES para llegar a aquellas localidades españolas donde hasta ahora no se haya presentado la CND, así como a espacios de exhibición y festivales extranjeros de prestigio internacional.

09. AUTOEVALUACIÓN y PLANIFICACIÓN SISTEMÁTICA CON ANTICIPACIÓN Y ANTELACIÓN. Elaboración del repertorio y el calendario de fechas disponibles para gira con la mayor antelación posible para facilitar la optimización de los recursos disponibles y la obtención de patrocinios, unido a una constante interlocución institucional y colaboración cultural con instituciones relevantes del panorama nacional e internacional.

10. CONTRIBUIR A DESARROLLAR EL PATROCINIO Y EL MECENAZGO DE LA CND en el marco regulatorio español.

Breve historia de la Compañía

Historia de la CND

La Compañía Nacional de Danza fue fundada en 1979 con el nombre de Ballet Clásico Nacional (Ballet Nacional Clásico) y tuvo como primer director a Víctor Ullate.

En febrero de 1983 se hizo cargo de la dirección de los Ballets Nacionales Español y Clásico María de Ávila, quien puso especial énfasis en abrir las puertas a coreografías como las de George Balanchine y Antony Tudor. Además, María de Ávila encargó coreografías a Ray Barra, bailarín y coreógrafo norteamericano residente en España, ofreciéndole posteriormente el cargo de director estable que desempeñó hasta diciembre de 1990.

En diciembre de 1987 fue nombrada como directora artística del Ballet, Maya Plisétskaya, extraordinaria bailarina rusa. En junio de 1990 Nacho Duato es nombrado director artístico de la Compañía Nacional de Danza, cargo que ejerció durante veinte años, hasta julio de 2010. Su incorporación supuso un cambio innovador en la historia de la formación incluyéndose en el repertorio de la compañía nuevas coreografías originales, junto con otras de contrastada calidad. En agosto de 2010 Hervé Palito sucede a Duato como director artístico durante un año. En septiembre de 2011, José Carlos Martínez se incorpora como nuevo director de la Compañía Nacional de Danza, al frente de la cual permanece ocho años.

El 28 de marzo de 2019 el INAEM, dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte, anuncia el nombramiento de Joaquín De Luz como nuevo director artístico de la formación. A partir de septiembre de 2019 De Luz toma posesión de su nuevo cargo.